Inicio Opinión

La guerrilla en el poder

Por: Patricia Salas

Periodista y Socia del CPB.

Bogotá, DC, Diciembre, 2017 – Nuevamente, hace más de un año, a mediados de marzo, como periodista colaboré en la difusión de un documento oficial que estaba circulando tanto en las redes sociales, como en la Agencia Prensa Rural, firmado por un mayor general de la Fuerza Aérea Colombiana, Luis Ignacio Barón Casas, titulado el “ABC-Paz para proceso de paz en Colombia”, en el cual se indicaba que en un futuro cercano, los guerrilleros en impunidad, podrían ser oficiales militares activos -así como nuestra justicia, con la Jurisdicción Especial para La Paz (JEP)- fuera de ser políticos, con curules directas, por períodos continuos de 12 años.

   El mayor general del aire, Barón Casas, era miembro de la Subcomisión, que representaba a los militares activos en la Mesa de Negociación de la Paz, y como ya sabemos, un año después, gran parte del comunicado se ha cumplido.

   Adicional a esta propuesta oficial de Paz, divulgue también noticias (aún no publicadas en medios tradicionales), sobre helicópteros propios de las FARC, que estaban volando libremente por nuestros aires, en marzo del 2016, en Bocas de Telembi, Nariño. La aeronave transportaba cerca de 20 guerrilleros importantes, los cuáles, de acuerdo a pobladores de la región, eran esperados por más de 200 armados en su campamento, sin vigilancia o protección de nuestras Fuerzas Militares; zarpando después de almorzar, en varios botes o canoas -libremente otra vez-, por nuestros ríos, con los logos de las FARC.

   Estos golpes emocionales de patria, se confirmaron con portada del periódico El Tiempo, el 13 de marzo del 2016, la cual contenía titular de entrevista con el exguerrillero Timochenko, en el que indicaba cómo los militares en nuestro país habían sido determinantes para el avance del Proceso de “Paz”, dentro del Cese “Bilateral” de operaciones militares.

   Además, exactamente como lo señalaba hace más de un año el documento oficial, “ABC-Paz para proceso de paz en Colombia”, Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko (con 118 órdenes de captura, que le darían para más de 448 años de prisión, y pedido por el gobierno de los Estados Unidos), es actualmente candidato en el 2017 a la Presidencia de Colombia, con su propio partido político de las Farc. Un regalo de impunidad, en la Paz de nuestro Presidente Juan Manuel Santos, patrocinada por muchos países desarrollados, que fuera de las curules directas al Senado, sin necesidad de votos, le dan premios a estos personajes, como el de Pensador del Mundo a Londoño, por la revista The Washington Post, Foreign Policy.

   Todo lo anterior, era señalado en el texto del Mayor General, con los cargos para los narco guerrilleros, en Cámara de Representantes, Asambleas Departamentales o Consejos Municipales de Colombia, por más de una década. Sin olvidar, que aún nos falta el Proceso con el ELN, e imaginamos con otras Bandas Criminales, o Bacrim.

   La posibilidad entonces, de futuros militares narcotraficantes (como ya son parte por ejemplo de la Unidad Nacional de Protección, UNP, de la Policía), hoy en día, no se ve tan lejana en nuestro país, como ya lo es en Venezuela, que son además NarcoFFMM Internacionales, dentro de una invasión u explotación internacional, que sufre nuestro país hermano, ya en una NarcoDictadura Comunista, parte de lo que se llama Nuevo Orden Mundial y que ya estamos sufriendo en Colombia, sin división de poderes en el gobierno actual.

   En cuanto a la JEP, cuya justicia se describía en el documento ABC-Paz, estará como lo indicó Barón Casas, por encima de las altas cortes, con miembros internacionales de izquierda, la cual tendrá como primer objetivo, según se ha analizado, acabar nuestras Fuerzas Militares; borrando además en el futuro, nombres de narco guerrilleros de todas las listas de inteligencia, es decir, desaparecerán también parte de nuestra historia, con la creada Comisión de la Verdad, de la misma tendencia, copia de la ya existente en Venezuela.

   En conclusión, la narcoguerrilla colombiana, parece ser y será aún más, nuestro poder ejecutivo, legislativo, judicial y militar, con sus brazos armados que ahora llaman “disidencias”, dueños ya de más territorio que antes habían perdido, con Zonas de Concentración, sus propios helicópteros rusos Mi-17, entre otras aeronaves, porque dinero les sobra, gracias al aumento de sus ingresos económicos o de poder, en estos años de Proceso de “Paz”, en los que ya Colombia es el primer productor de coca en el mundo. 

 

contacto: pattysf1@yahoo.com

 

*Esta nota es publicada por solicitud de su autora, en su condición de
socia del CPB. Su contenido es responsabilidad única de ella y no
compromete al Círculo de Periodistas de Bogotá.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *