BLOG CPB Inicio Opinión

NOTICIAS FALSAS EL MAYOR PELIGRO DEL PERIODISMO

Nota de redacción: La Comisión de Ética del Círculo de periodistas de Bogotá (CPB) presenta una recopilación de noticias y comentarios registrados en los últimos dos años sobre el fenómeno de las noticias falsas que se extiende como una epidemia y amenaza al periodismo y al derecho de la sociedad de estar verazmente informada. Este trabajo incluye:

  1. Definición de fake news (noticias falsas).
  2. El presidente Donald Trump vs prensa.
  3. El periodismo se organiza para descubrir noticias falsas.
  4. La Unión Europea exige Código de Ética para las redes sociales
  5. Las noticias falsas superaron a las verdaderas en las redes sociales.
  6. Inteligencia artificial (AI) para descubrir y combatir las noticias falsas.
  7. Los 11 mandamientos que debe observar el periodista para evitar errores, manipulaciones o engaños que lo lleven a producir noticias falsas.

La Enciclopedia libre Wikipedia definie asi las noticias falsas:

´´Las fake news (inglés: noticias falsas) son un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño.

Se emiten con la intención de inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona u obtener ganancias económicas o rédito político. Tienen relación con la propaganda y la posverdad. Las fake news, al presentar hechos falsos como si fueran reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios serios y los periodistas profesionales. La difusión de noticias falsas con el objeto de influir en las conductas de una comunidad tiene antecedentes desde la antigüedad, pero dado que su alcance está relacionado directamente con los medios de reproducción de información propios de cada etapa histórica, su área y velocidad de propagación resultaba escasa en las etapas históricas previas a la aparición de los medios de comunicación de masas.

Las noticias ficticias publicadas en medios satíricos, si bien son formas de desinformación, no son consideradas fake news en sentido estricto, ya que su objetivo humorístico, su evidente falsedad y el contexto del medio en que se emiten, no llevan a confusión a los lectores. Las notas de las publicaciones The Onion, Charlie Hebdo o Barcelona, son un ejemplo de este tipo de noticias ficticias.1

La expresión fake news fue elegida “Palabra del Año 2017” por el Diccionario Collins,2​ y la sexta candidata a “palabra del año 2017” de la Fundéu BBVA.3​’’.

Desde que asumió el poder en 2017, el presidente de los Estados Unidos de América  Donald Trump ha sido el campeón indiscutido de la difusión de noticias falsas. Cuando tomó posesión de su cargo el 20 de enero de 2017 dijo que la multitud que estaba en las calles de Washington ese  día era la mayor vista en la historia de las posesiones presidenciales. Las fotos de la inauguración del gobierno de Barak Obama en 2009 y de Trump 2017 tomadas en el momento en que ambos pronunciaban su discurso inaugural  mostraban calles vacias en la ceremonia de Trump y calles llenas en la de Obama. Calcular multitudes siempre ha sido difícil, pero lo que sí se puede medir con certeza es la cantidad de personas que escucharon discursos por televisión. Nielsen calculó  una audiencia de 37.8 millones de televidentes en 2009 mientras la audiencia de Trump en 2017 fue de 31 millones.

Trump ha hablado de atentados terroristas inexistentes,  de vetos migratorios del presidente Obama que nunca aplicó, confundido  hechos de violencia ocurridos en Alemania para situarlos en Suecia o citado masacres que nunca ocurrieron. Pocas veces se deja confrontar con los periodistas, pero en una conferencia de prensa el 16 de febrero de 2017 Trump afirmó que obtuvo en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016 “la mayor victoria en voto de colegio electoral desde Ronald Reagan”. Pero el periodista de la NBC Peter Alexander lo corrigió recordándole que apenas obtuvo 308 votos en el Colegio Electoral, mientras Obama había logrado 365. Trump trató de aclarar diciendo que se refería a presidentes republicanos, pero las cuentas tampoco cuadraban. El republicano George W. Bush lo superó  con 426. Ni que decir del voto popular. La candidata demócrata  Hillary Clinton lo superó con más de 3 millones de votos.

¿NOTICIAS FALSAS O NEGATIVAS?

Para Donald Trump noticias falsas, aquellas basadas en hechos inexistentes o tergiversados, son lo mismo que las noticias negativas, que en periodismo son las más importantes: terremotos, erupciones volcánicas, epidemias, declives económicos, etc.

El 5 de mayo del 2018 el presidente Trump publicó en su cuenta de Twitter lo siguiente:

´´Las Noticias Falsas están trabajando horas extras. Acaban de reportar que, pese al éxito tremendo que hemos tenido con la economía y todo lo demás, el 91% de las noticias de cadenas sobre mí es negativo (Falso). ¿Para qué trabajamos tan duro con los medios de comunicación si son corruptos? ¿Quitarles las credenciales?”

En realidad Trump se refería a una encuesta del Media Research Center, según la cual el 91 por ciento de la información nocturna de las cadenas de televisión de los Estados Unidos durante el 2017 correspondió a  noticias negativas para el presidente, entre las cuales hay que incluir insultos a otros países, amenazas a sus enemigos, especialmente al dictador de Corea del Norte, Kim Jong Hu (ahora su mejor amigo), anuncios de guerra comercial, insultos a los mexicanos e islamistas y hasta sus propios ministros y asesores a quienes ha despedido sin piedad. El caso más relevante fue el  despido del Secretario de Estado Rex Tillerson. Según la cadena de televisión NBC, Trump insultó a Ttillerson y lo llamó estúpido en privado. Tilleron fue retirado con un mensaje de Twitter de Trump el 13 de marzo de 2018 sin ninguna explicación de cortesía.  Pero esas son noticias ciertas cuya fuente es el propio mandatario, escritas en su cuenta de Twitter. Para Trump lo negativo es sinónimo de falso.

La batalla por la verdad entre los periodistas estadounidenses y el presidente Trump comenzó con su campaña electoral cuando se produjeron noticias de maltrato a las mujeres y de sus escándalos sexuales con prostitutas. Pero cuando asumió el cargo más poderoso del mundo, Trump ha estado bajo el escrutinio público. El Washington Post hizo un estudio de todos los pronunciamientos públicos del líder republicano y encontró que Trump mentía o suministraba información inexacta 4.6 veces al día durante los primeros 100 días de su mandato.

ERRORES PÉRIODISTICOS COSTOSOS

Enfrentar un enemigo tan poderoso como Trump no es tarea fácil para los periodistas y por eso sus equivocaciones les han salido costosas en términos de prestigio y  credibilidad.

Para desacreditar a quienes lo ponen en ridículo Trump se inventó el premio a las 10 noticias falsas más importantes del año 2017. La lista la divulgó al comenzar el año 2018 y en ella incluye a algunos de los principales medios de comunicación de los Estados Unidos.

La lista de los ganadores de las noticias falsas, la encabeza el New York Times por haber publicado  una columna de opinión del economista Paul Krugman en noviembre del 2016 después de la victoria de Trump en el cual vaticinó tiempos turbulentos para la economía mundial como consecuencia del resultado de la elección presidencial. ´´Probablemente veremos a una recesión global sin final a la vista´´, sentenció Krugman. Pero este fue un vaticinio que no se cumplió. Por el contrario la economía mundial está en expansión desde que Trump tomó las riendas del poder.

Cosa distinta de un pronóstico sobre el comportamiento futuro de la economía, es hacer afirmaciones contundentes sobre hechos no comprobados. La cadena de televisión ABC anunció en diciembre de 2017 que el ex asesor de seguridad  de la Casa Blanca Charles Flynt iba a declarar ante una comisión del Congreso que investiga la llamada Trama Rusa (la intervención en la campaña presidencial del 2016), que Trump le había ordenado entrar en contacto con Rusia. Nunca se produjo tal declaración y ABC tuvo que retractarse y pedir excusas por haber divulgado una noticia sin el debido sustento probatorio.

CNN es blanco favorito de los ataques de Trump que le otorgó cuatro galardones de su particular concurso. Pero la prestigiosa cadena informativa cometió un error imperdonable que Trump cobró victorioso en su lista de las más importantes noticias falsas en el verano de 2017. CNN informó que Anthony Scaramucci, un hombre de confianza de Trump que fue miembro del Comité Ejecutivo Republicano, estaba involucrado con un fondo de inversiones ruso. “Ese artículo no cumplía los estándares editoriales de CNN y ha sido retractado. Los enlaces al artículo se han deshabilitado. CNN pide disculpas al señor Scaramucci”, dijo la cadena informativa en un comunicado.

La revista Time informó incorrectamente el 20 de enero de 2017 que el busto de Marthin Luher King, líder asesinado de los derechos humanos, había sido retirado por Trump de la oficina presidencial. El reportero de Time Zeke Miller se dio cuenta del error y en poco tiempo rectificó, pero no se libró de aparecer en la lista negra de noticias falsas de Trump.

¿ES ETICO EL CONCURSO DE NOTICIAS FALSAS?

El singular concurso de Trump ha generado críticas y rechazo, pues algunos dirigentes políticos ven en él un ataque a la libertad de prensa y rasgos dictatoriales. Pero también una violación a las normas éticas que deben observar los funcionarios del gobierno federal

“No se puede usar tu posición en el Gobierno para respaldar a una empresa, ni tampoco criticar a una empresa en beneficio de otra”, explicó Walter Shaub, un exdirector de la Oficina de Ética en el Gobierno, al portal especializado PolitiFact.

Explicó que los funcionarios federales que ayudan a Trump a investigar las noticias falsas y hacer la selección para proclamar los ganadores podrían ser enjuiciados por violar las normas éticas que rigen para quienes están al servicio del gobierno. Trump, sin embargo, estaría en este caso fuera del alcance de la ley por su inmunidad presidencial.

El debate sobre  qué tan ético puede ser que Trump utilice funcionarios federales para organizar su concurso, no solo está en el campo de las noticias falsas. El New York Times publicó en su edición en papel del 15 de abril del 2017 que ´´el presidente (Donald) Trump está poblando la Casa Blanca y las agencias federales de excabilderos, abogados y asesores que, en muchos casos, están ayudando a diseñar nuevas directrices para los mismos sectores económicos de los que hace poco estaban en nómina”. En este conflicto de intereses está involucrado hasta su propio yerno Jered Kushner por negociar un contrato millonario con la empresa Hispan Tv.com.

COMO COMBATIR LAS NOTICIAS FALSAS

En marzo de 2018 se anunció la creación de NewsGuard que proporcionará a los usuarios en línea “calificaciones de fiabilidad” sobre los medios de comunicación. En un futuro planean expandirse al mundo.

Los fundadores de NewsGuard dijeron que contratarán a docenas de periodistas con experiencia para analizar los casi 7.500 sitios web de noticias e información que son “más accedidos y compartidos” en Estados Unidos.

NewsGuard se estrenará antes de las elecciones del próximo 6 de noviembre en las que se renovarán 33 de los 100 escaños del Senado , según indicaron en un comunicado los fundadores, Steven Brill -que inició Court TV, entre otras empresas-, y Gordon Crovitz -ex editor de The Wall Street Journal-.

Este nuevo emprendimiento proporcionará “calificaciones de fiabilidad” verdes, amarillas y rojas para las fuentes de noticias, dijeron. Según la escala, el verde será para fuentes confiables, amarillo para aquellos que requieren precaución y rojo para “proveedores deliberados” de “noticias falsas”.

“Además de alertar a las personas sobre noticias falsas”, dijo Crovitz, “uno de nuestros objetivos clave es ayudar a los consumidores, incluidos los jóvenes” a saber qué noticias tomar con pinzas.

Los responsables aseguraron que esperan poder en un futuro expandirse más allá de Estados Unidos,

En Mexico 60 medio de comunicación y organizaciones civiles crearon Verificado 2018, una entidad integrada por periodistas calificados para examinar la información sobre la campaña electoral para las elecciones generales del 1 de julio en las que se eligieron Presidente de la República y 3.400 funcionarios.

El objetivo fue alertar al pueblo mexicano sobre noticias falsas que suelen difundirse durante las campañas electorales como la de Estados Unidos en 2016, afectadas por la interferencia rusa o las independentistas de Cataluña en el 2017 en las cuales también hubo una campaña de desinformación proveniente de Rusia, según el gobierno español.

El primer trabajo de Verificado 2018 fue sobre una supuesta entrevista que habría dado la  esposa del presidente de México, Angélica Rivera  descalificando por ´´pobretón´´ al candidato presidencial de la oposición Andrés Manuel López Obrador, quien fue elegido por una amplia mayoría.

El 12 de marzo de 2018, el grupo  publicó el resultado de su investigación: ´´Sin fuentes, sin contexto y hasta con faltas de ortografía, el titular de una noticia falsa que circula en redes sociales dice así: “Angélica Rivera: ‘AMLO no llegará a ser presidente ¿Quién quiere un pobretón de líder?’”, acumula ya 16 mil interacciones en diferentes grupos de Facebook.

El portal todoinforme.com cita una supuesta entrevista en la que la primera dama habría dicho que el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, “no tiene la capacidad para liderar a toda una nación, no está preparado, es más, estoy segura que no llegará a la presidencia”, y cuestiona: “Dime tu, ¿Quién quiere un pobretón de líder?” (sic).

Presidencia confirmó a Verificado 2018 que Angélica Rivera no ha dado entrevistas sobre el proceso electoral a ningún medio de comunicación´´.

En Colombia el portal La Silla Vacía durante la campaña para las elecciones presidenciales en las que salió victorioso Iván Duque, realizó un programa semanal denominado ´´El detector de mentiras´´, en el cual examinó las declaraciones de los candidatos en entrevistas o discursos de campaña para descubrir hechos falsos o tergiversados. La Silla Vacía también puso su detector de mentiras a cientos de videos que circularon en las redes sociales con videos falsos e incluso a discursos del presidente Juan Manuel Santos.

El detector incluyó varias categorías: 1. Cierto. 2.Cierto, pero..3. Apresurado.4. Debatible. 5  Exagerado. 6. Engañoso. 7. Falso. 8. Inchequeable.

La Silla Vacía dice que las mentiras más repetidas giraron en torno al acuerdo de paz con las FARC. Entre ellas figuras. 1. Que Cada comandante tendrá sueldo especial y así por escalafón hasta llegar al secretariado de las FARC quienes tendrán sueldo igual a los congresistas. 2. El acuerdo de paz es contra los agricultores. 3. La justicia especial para la paz iguala a guerrilleros con militares. 4. Las FARC comprarán las elecciones con los dineros de los secuestros, extorsiones y el narcotráfico.

El uso de noticias falsas para interferir procesos electorales determinó que la Unión Europea exigiera el 26 de abril del 2018 a las redes sociales como Facebook y Twitter implantar en un plazo de dos meses  un Código de Ética sobre la conducta que deben observar sus usuarios en las plataformas digitales.

“La difusión de desinformación deliberada: noticias falsas (fake news) para influir y manipular el comportamiento es una amenaza real para la cohesión y la estabilidad de nuestras sociedades y para nuestras instituciones democráticas”, dijo Julian King, el comisario europeo de Seguridad durante la presentación de la iniciativa, según una noticia difundida por la agencia española EFE fechada en Bruselas, sede de la Unión Europea.

De acuerdo con lo expresado por el representante de la organización, lo que se busca con el establecimiento del código de ética es garantizar el buen uso de las redes sociales y que las mismas no se empleen para corromper procesos electorales, en especial los comicios al Parlamento Europeo previstos para dentro de un año.

Debido al caso de filtración de datos de la empresa Cambridge Analytica, al que se le atribuye un papel decisivo en las elecciones de Estados Unidos del año 2016 y los riesgos de desestabilización por parte de Rusia, la Comisión Europea busca implicar a las plataformas digitales en el combate contra este tipo de amenazas.

“La doctrina militar rusa reconoce explícitamente la guerra informativa como uno de sus ámbitos”, afirmó King, quien además agregó que la desinformación ejecutada “desde fuera por actores extranjeros puede tener serias consecuencias” para la seguridad de los ciudadanos europeos.

Los beneficios de contar con un código de ética en las redes sociales

Un código de ética se define como un instrumento que contiene principios y valores reconocidos, los cuales son respetados por los integrantes de un grupo determinado. En el caso de las redes sociales, estos principios y valores estarán orientados a poder establecer un buen uso de las mismas con la finalidad de evitar el perjuicio de los usuarios.

En este sentido, redes sociales como Facebook y Twitter, tendrán un lapso de dos meses para trabajar en una normativa que permita una información “transparente, fiable y responsable”. La Comisión Europea espera recibir para el mes de octubre los primeros resultados.

Si para el mes de octubre, la Comisión Europea considera que los resultados obtenidos no son los esperados, se tomarán nuevas medidas para el mes de noviembre. Seis meses antes de las elecciones al Parlamento Europeo.

Desde Bruselas, han manifestado que el nuevo código de ética debe contener mayor transparencia sobre publicidad y patrocinio de informaciones además que debe reprimir los “bots” (programas que sirven para efectuar tareas simples y repetitivas en internet) y las cuentas falsas.

Por otro lado, el organismo europeo le solicitará a las redes sociales una explicación de la manera cómo se establecen los algoritmos y el por qué se muestran determinadas informaciones.

“No estamos hablando de censurar contenido ni limitar el discurso, sino de reforzar la transparencia, la trazabilidad y la responsabilidad”, dijo el responsable de seguridad de la Comisión Europea.

Asimismo, King explicó que con el establecimiento de un código de ética no se está promoviendo la censura, ni la iniciativa está dirigida en “contra el periodismo partisano” de algunos medios de comunicación. La idea es ayudar a los consumidores de estas plataformas a tener una idea más clara sobre de dónde viene lo que consumen, afirmó el representante de la comisión.

Bruselas, como parte del respaldo a la iniciativa, creará una red de “comprobadores de datos” al tiempo que promoverá que se refuercen las acciones de educación sobre medios para desarrollar un espíritu crítico., concluye la noticia de EFE.

LA  NOTICIAS FALSAS SE DIFUNDEN MAS QUE LAS VERDADERAS

Las noticias falsas que circulan por las redes sociales de todo el mundo superan a las verdaderas  según una noticia publicada en el diario El Comercio de Lima, citando un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicado el 18 de marzo de 2018.

 ‘’Según el trabajo, las noticias falsas tienden a compartirse más en estas plataformas de interacción que las informaciones corroboradas y en el caso de Twitter las falsedades son “re tuiteadas” -compartidas- un 70% más que las verdades. Otro de los hallazgos de este estudio reside en que la mayor difusión de estos enunciados carentes de veracidad no recae en usuarios robots, sino que son las personas quienes protagonizan el mayor eco de los mismos´´, agrega el informe publicado inicialmente en la revista especializada Science.

 El estudio relata, de este modo, que las “noticias falsas” -un término popularizado por el presidente de EE.UU., Donald Trump- viajan por las redes sociales de forma “más rápida, más lejos, más profunda y en un marco más amplio” que las noticias de verdad. …los perfiles difusores de contenido falso tenían menos seguidores, eran menos activos y menos verificados y llevaban en Twitter menos tiempo, agrega el estudio del MIT.

La investigación concluye que la cantidad de noticias falsas en Twitter se está incrementando “claramente” y repunta durante acontecimientos importantes como las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2012 y 2016.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL CONTRA NOTICIAS FALSAS

La avalancha de noticias falsas que circulan por las redes sociales es imposible de detener con el trabajo de un puñado de periodistas. Por eso la doctora Anjana Susarla , PHD en sistemas de información y profesora de la materia en la Universidad Estatal de Michigan propone usar la inteligencia artificial para detectar con un sistema de algoritmos si un texto o un titular coinciden con la realidad de los hechos.

En un artículo publicado en el portal El Observer el 18 de mayo del 2018, la doctora Susarla expuso su propuesta:

Los investigadores ya saben que las noticias falsas en Internet se difunden más ampliamente y con mucha más rapidez que las verdaderas. A través de mi investigación he llegado también a la conclusión de que las entradas con información médica falsa reciben más visitas y calificaciones de “me gusta” que las que ofrecen contenido médico fiable. En el mundo digital, donde los usuarios tienen una atención limitada y están saturados de opciones de contenido, a menudo da la impresión de que la información falsa les resulta más atractiva o interesante.

El problema empeora: de aquí a 2022, los habitantes de los países desarrollados podrían encontrar más noticias falsas que información real. Esto podría causar un fenómeno que los investigadores denominan “vértigo de la realidad”, en el que los ordenadores serán capaces de generar un contenido tan convincente que a los usuarios normales les resultará difícil saber qué es cierto y qué no lo es.

Detectar la falsedad

Los algoritmos de aprendizaje automático, un tipo de IA, combaten desde hace décadas el spam en los mensajes electrónicos, analizando el texto de los mensajes y determinando qué probabilidad hay de que un mensaje determinado sea una comunicación real de una persona concreta, o se trate de publicidad de productos farmacéuticos o de una reclamación de una fortuna perdida hace mucho.

Basándose en este tipo de análisis de texto en la lucha contra el spam, los sistemas de IA pueden evaluar si un texto o un titular coinciden con el contenido real de un artículo que alguien comparte en Internet. Otro método podría examinar artículos similares y ver si otros medios informativos presentan datos distintos. Sistemas similares pueden detectar cuentas y páginas específicas que difunden noticias falsas.

Un ciclo sin fin

Sin embargo, esos métodos se basan en la suposición de que quienes difunden las noticias falsas no cambian de sistema. A menudo cambian de táctica, manipulando el contenido de las entradas falsas para hacer que parezcan más auténticas.

El uso de la IA para evaluar la información puede también poner de manifiesto –y amplificar– determinados sesgos de la sociedad relacionados con el sexo, la procedencia racial o los estereotipos locales. Puede tener también consecuencias políticas, con el riesgo en potencia de restringir la expresión de determinados puntos de vista. Por ejemplo, YouTube ha eliminado la publicidad de algunos tipos de canales de vídeo, lo cual cuesta dinero a sus creadores.

El contexto es también clave. El significado de las palabras puede variar con el tiempo. Y la misma palabra puede significar cosas distintas en ambientes progresistas o conservadores. Por ejemplo, una entrada con los términos “WikiLeaks” y “DNC” (Comité Nacional Demócrata) en una página progresista posiblemente sea una noticia, mientras que en una página conservadora podría hacer referencia a un conjunto concreto de teorías de la conspiración.

El uso de la IA para crear noticias falsas

Sin embargo, el mayor reto de usar la IA para detectar noticias falsas es que sitúa la tecnología en una carrera de armamentos contra ella misma. Los sistemas de aprendizaje automático están demostrando ya su espeluznante capacidad para crear lo que se denomina deepfakes [falsificaciones profundas]: fotos y videos que sustituyen de manera realista el rostro de una persona por el de otra para que parezca, por ejemplo, que un famoso ha sido fotografiado en una pose sugerente o que una figura pública está diciendo cosas que en realidad nunca diría. Hasta hay aplicaciones de teléfonos inteligentes capaces de este tipo de sustitución, lo que pone esta tecnología al alcance prácticamente de todos, aunque sin la capacidad de edición de vídeo propia de Hollywood.

Los investigadores se están preparando para utilizar la IA con el fin de detectar estas falsificaciones creadas mediante IA. Por ejemplo, las técnicas de magnificación de imagen pueden detectar cambios en el pulso humano que determinarían si una persona incluida en un video es real o está generada por ordenador. Pero tanto los falsificadores como los detectores de falsificaciones mejorarán. Algunas falsificaciones podrían volverse tan complejas que resultaría muy difícil refutarlas o rechazarlas, a diferencia de anteriores generaciones de falsificaciones que empleaban un lenguaje simple para afirmar cosas fácilmente refutables.

La verdadera clave está en la inteligencia humana

La mejor forma de combatir la difusión de noticias falsas podría ser acudir a las personas. Las consecuencias sociales de las noticias falsas –mayor polarización política, aumento del partidismo, erosión de la confianza en los medios de comunicación convencionales y en el Gobierno– son significativas. Si más personas supieran lo que está en juego, quizá serían más precavidas con la información, en especial si tiene una base emocional, porque ese es un modo eficaz de llamar la atención de la ciudadanía.

Cuando alguien ve una entrada indignante, es mejor que investigue la información, en lugar de compartirla de inmediato. El hecho de compartirla también le da credibilidad a una entrada: cuando otras personas la ven, registran que ha sido compartida por alguien a quien conocen y en quien presumiblemente confían al menos un poco, y es menos probable que se fijen en que la fuente original es cuestionable.

Redes sociales como YouTube o Facebook podrían decidir voluntariamente etiquetar su contenido, mostrando claramente si un artículo que supuestamente constituye una noticia está verificado por una fuente acreditada. Zuckerberg le dijo al Congreso estadounidense que quiere movilizar a la “comunidad” de usuarios de Facebook para dirigir los algoritmos de su empresa. Facebook podría solicitar una colaboración abierta en los esfuerzos de verificación. Wikipedia ofrece también un modelo de dedicados voluntarios que hacen un seguimiento de la información y la verifican.

Facebook podría utilizar sus alianzas con medios informativos y voluntarios para adiestrar a la IA, afinando constantemente el sistema para que pueda responder a los cambios de temas y tácticas empleados por los propagandistas. Así no se abarcarán todas las noticias publicadas en Internet, pero sería más fácil que una cantidad mayor de personas distinguiese la verdad de la mentira. Eso podría reducir las posibilidades de que historias ficticias o engañosas se hiciesen populares en la Red.

Sin duda, las personas que tienen cierta exposición a noticias reales distinguen mejor la información real de la falsa. La clave está en asegurarse de que al menos parte de lo que se ve en Internet sea de hecho cierto.

Anjana Susarla es profesora asociada de Sistemas de la Información, Universidad Estatal de Michigan

Cláusula de divulgación

Anjana Susarla no trabaja para ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, no las asesora, no posee acciones en ellas ni recibe financiación. Tampoco declara otras vinculaciones relevantes aparte del cargo académico mencionado.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en la web The Conversation .

Traducción de New Clips.

11 MANDAMIENTOS  PARA EVITAR NOTICIAS FALSAS

El periodista noruego Anders  Hofseth becario del Instituto Reuters publicó en abril de 2017 la “Guía periodística en un nuevo y caótico ambiente mediático”. Se trata de un artículo publicado originalmente en el sitio del laboratorio de innovación de la NRK, la radio-televisión pública de Noruega, y reproducido por la Red Ética de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, en la cual afirma que la epidemia de noticias falsas es más peligrosa que la crisis económica del modelo de negocios de los medios tradicionales de información. Por eso hace estas recomendaciones a los periodistas:

  1. Va a llegar muy lejos usando métodos periodísticos básicos

El párrafo 3.2 del  Código de Ética de la prensa de Noruega  comienza diciendo: “Sea crítico en la elección de las fuentes, y asegúrese de que la información proporcionada es correcta.”

Trate todos los artículos que encuentre con como si provinieran de una fuente anónima, y use las técnicas clásicas crítica de fuentes.

Tómese siempre su tiempo para encontrar la fuente original.

  1. Pregúntese “¿Por qué aparece esta historia exactamente en este momento?”

Si  es susceptible de influir a la opinión pública en una dirección específica, y parece conveniente que salga a flote justo en durante una coyuntura,  siga el rastro del dinero. Pregúntese ¿quién se beneficiará? “¿Por qué están diciendo esto ahora?”

  • ¿Esto fortalecerá los intereses de un actor específico?
  • ¿Afectará la percepción sobre un problema?
  • ¿Desvía nuestra atención de algo diferente y más importante?

Todas estas cosas dan razón para comprobar las noticias más a fondo. No ponga en riesgo la confianza y credibilidad de su medio de comunicación sin una buena razón. Lo correcto puede ser dejar el caso en reposo, y más bien tratar de ver todo el panorama.

  1. Una noticia falsa puede contener fragmentos de verdades

Los hechos individuales pueden parecer correctos, si no proporcionamos un panorama completo a nuestra audiencia.

Un comunicado de prensa de una organización humanitaria indicaba que “Ocho hombres poseen la misma riqueza que los 3,6 mil millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad”. Esto no es una noticia falsa en el sentido clásico. Pero ilustra cómo los hechos aislados pueden parecer verídicos, pero aun así están distantes de la verdad completa, como se explica en este artículo (en noruego).

No es suficiente con saber que los hechos individuales son correctos. También tienen que ser relevantes al ponerlos en contexto y de acuerdo al enfoque del artículo.

  1. Cuidado con los números

Los números tienen una tendencia a parecer más creíbles de lo que son. Incluir una cifra en un comunicado de prensa o declaración es un  truco bien conocido para maquillar todo con el brillo de la ciencia y la credibilidad. Pero el número podría no ser tan relevante.

Algunas preguntas que deberíamos hacernos al ver números son:

  • ¿El número lo hace sentir irritado o sorprendido? Esto es a menudo una señal de peligro.
  • ¿Es el número grande o pequeño?
  • ¿Muestra una tendencia ascendente o descendente?
  • ¿El número mide algo en realidad?
  • Si no está seguro de lo que significa, o es difícil de explicar, manténgase alerta.

Nunca acepte números como una prueba sin comprenderlos totalmente.

  1. Cuidado con el consenso 

No adopte la narrativa de alguien sin un espíritu crítico. Que alguien haya dicho algo de forma que se preste para un buen titular no es razón suficiente para entregar así no más su publicación, titular o punto de vista. Más bien, es razón para estar más alerta.

Por ejemplo, un debate político sobre la gestión de la fauna (o una operación militar) tendrán un sabor diferente dependiendo de si se elige a usar términos como ‘sacar’ o ‘masacrar’ respecto a una manada de lobos.

Sea crítico hacia la reutilización de la terminología, el lenguaje, la retórica, y las narrativas, especialmente en los titulares y citas textuales.

  1. Cuidado con el seductor

Después de la primera rueda de prensa de Donald Trump como  presidente, varios medios de comunicación desacreditaron sus afirmaciones respecto a haber obtenido tenido la mayor votación del colegio electoral desde Ronald Reagan. Un número significativamente menor de medios informó sobre las cuestionables relaciones de su asesor de seguridad Michael Flynn con Rusia.

El truco de Trump consiste en proporcionar una jugosa selección de fruta madura para que  los medios de comunicación se distraigan. Esto ahoga a las preguntas más complejas y más importantes.

No tome el camino fácil. Tal vez alguien lo construyó para usted.

  1. Ofrezca contexto y panorama 

El público está viendo un entorno de noticias cada vez más caótico y fragmentado. Al mismo tiempo, los problemas se están presentando en color blanco o negro, sin dar espacio a los grises.

Su mezcla única de noticias, espectáculo político y entretenimiento hizo que  los medios de comunicación noruegos publicaran 472 artículos sobre Donald Trump. Esta cobertura tan minuciosa termina perjudicando al público, haciendo que las frases más importantes sean invisibles y la atención se disperse de lo realmente valioso.

Asegúrese de que las palabras clave y los puntos más importantes sean claramente visibles en cada pieza periodística.

  1. Evalúe su publicación críticamente

Como el editor de Ética de NRK, Per Arne Kalbakk, ha dicho: “Publicar no es obligatorio”. Somos nosotros los que decidimos lo que publicamos, cuándo y cómo.

Jay Rosen aconseja“Aprenda a ser más cuidadoso con sus titulares. Eso puede ser todo lo que el protagonista de la noticia quiere: su titular perezoso”.

La crítica de fuentes y las consideraciones sobre la calidad del texto son cosas que se deben hacer siempre antes de publicar. Que una fuente o una agencia de noticias normalmente creíble haya publicado algo, no sustituye ninguna parte de nuestro trabajo.

También debemos tener en cuenta que la atención es el oxígeno de la política. Debemos tener en cuenta el factor de equilibrio que aportamos durante una cobertura, sin ayudar indebidamente a los actores marginales que han encontrado la manera de hackear nuestras decisiones editoriales.

  1. Los sistemas inteligentes pueden ofrecer una falsa seguridad

Las noticias falsas a veces encuentran su camino en las agencias y medios respetables. En sentido contrario, las noticias ciertas pueden existir en sitios dedicados a la difusión de información falsa. Por lo tanto, mantener listas de sitios de noticias falsas puede conducir a una falsa seguridad e incluso ser una fuente de error.

Existen herramientas que pueden simplificar la verificación. También es posible imaginar soluciones automatizadas usando inteligencia artificial, bases de datos e internet para comprobar historias y sitios web.

El único método comprobado para cuidar nuestra credibilidad, es hacer un trabajo periodístico robusto en cada artículo en el cual decidimos invertir nuestra credibilidad.

  1. Rectifique los errores abiertamente

Si usted no ha hecho un buen trabajo, o si surge nueva información, es crucial – tanto para nuestra credibilidad y como para no desinformar a la opinión pública – que rectifiquemos los errores de forma visible.

El contenido puede permanecer en la web para siempre, y las noticias viejas pueden ser compartidas de nuevo para servir a determinados intereses.

Es esencial tener principios sólidos para rectificar errores sin rodeos.

  1. Evitar ser motivo de críticas

Algunos de los problemas de credibilidad de los medios de comunicación son causados por nuestros propios errores. Los periodistas somos personas buenas y bien intencionadas, pero no somos infalibles.

  • No siempre nos tomamos el tiempo necesario para hacer un buen trabajo.
  • Podemos ser tentados por una buena historia en un comunicado de prensa o un titular llamativo.
  • No sabemos todo y simplificamos.
  • Nos gusta contar historias interesantes que llamen la atención.

Incluso si estamos usando métodos que nos ayuden a ver los problemas desde varios ángulos – nuestros relatos van a estar coloreados por lo que somos, lo que sabemos, las cosas que hablamos, y lo que vemos a nuestro alrededor.

Cuanto más nos aseguremos de hacer un trabajo que vaya más allá de lo estrictamente necesario, en  cada cosa  que pase por nuestras manos, protegeremos mejor la credibilidad que necesitamos para poder seguir haciendo un trabajo valioso para nuestra sociedad.

Redacción y recopilación a cargo de Javier Baena, miembro de la Comisión de Ética del Círculo de Periodistas de Bogotá.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *