Capacitación, bienestar y ética Inicio

Costo del maltrato infantil en Colombia

Con éxito culminó el XXV Congreso Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil organizado por la Asociación Afecto, que para este año se llevó a cabo en las instalaciones de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá con más de 650 asistentes de todo el país. El CPB acompañó el congreso y seguirá apoyando esta causa por el bien de las actuales y futuras generaciones.

Las conclusiones de este encuentro:

  • El maltrato infantil tiene un costo muy alto para Colombia tanto a nivel del dolor humano que representa el drama de la niñez maltratada como a nivel económico, social y personal de sus habitantes. Este costo se expresa en la disminución de las habilidades sociales, en el aumento de las enfermedades físicas y mentales y en la disminución de la productividad y la competitividad del país.
  • La productividad del país se ve afectada por el maltrato a los niños y niñas porque cuando llegan a las edades productivas les es difícil establecer relaciones armónicas y sanas, en el marco de la tolerancia y la resolución pacífica de los conflictos. El tratamiento y la rehabilitación del maltrato infantil pueden durar años y tener altos costos monetarios, anímicos y en términos de tiempo, tanto para el niño como para su red de apoyo psicosocial y familiar.
  • En lo económico, el estudio de la Universidad de Los Andes “Costos sociales y económicos de la Violencia Intrafamiliar en Colombia” (2004), revela que los costos totales de la Violencia Intra Familiar (VIF) en que incurren los hogares tanto en ingresos como por las consecuencias en la salud de quienes la padecen, equivalen a 3,93 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) del país.
  • Los indicadores de maltrato infantil y de violencia contra los niños, niñas y adolescentes en Colombia son escandalosas. En 2017, de acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el sistema médico legal colombiano registró un total de 10 mil 385 niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso físico, 20 mil 663 víctimas de abuso sexual, 267 niños, niñas y adolescentes que se suicidaron, en tanto que registró 775 homicidios de personas menores de 18 años. Las muertes de niños, niñas y adolescentes en el tránsito alcanzaron un número de 544 en 2017. La siniestralidad vial es la primera causa de muerte en niños y niñas en edades escolares en Colombia.
  • Los indicadores presentados por la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el XXV Congreso Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil son igualmente preocupantes. 68% de los procesos de restablecimiento de derechos, corresponden a niñas y adolescentes, lo cual requiere fortalecer el enfoque de género en la eliminación de toda forma de violencia. En los primeros cinco meses de 2018 el ICBF ya reporta un total de 11.000 casos de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencias en todo el país.
  • El costo del maltrato infantil es inmenso para cualquier sociedad y en especial para Colombia. Con cada niño maltratado el país pierde la oportunidad de construirse mejor y de contar con generaciones felices. El maltrato infantil es costoso para las familias y para los sistemas de salud, justicia, protección y educación. La economía también sufre porque somos menos productivos y la competitividad es menor porque resolvemos conflictos con violencia.

Backlash

  • El fenómeno del abuso sexual infantil ha traído consigo manifestaciones de backlash o coletazo de quienes victimizan a los niños, niñas y adolescentes. Así, han surgido pseudo entidades como el inexistente o Supuesto Síndrome de Alienación Parental (SSAP), que busca desprestigiar la voz de los niños y las niñas víctimas de abuso sexual, acallar su voz, invertir la carga de la prueba judicial y hacerlos pasar de víctimas a victimarios en los estados judiciales.
  • Se hace necesario creer en la voz de los niños. Desde la familia, la sociedad y el Estado se debe creer en lo que los niños, niñas y adolescentes dicen, especialmente si hablan de abuso sexual. La familia, la sociedad y el Estado deben proteger a los niños y niñas contra toda forma de maltrato infantil y de abuso sexual infantil.

 Restitución de derechos vulnerados

  • Es imprescindible mejorar la articulación de los sistemas de salud, justicia, protección y educación, para garantizar la restitución de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes víctimas de maltrato infantil y de abuso sexual infantil.

Enfoque de género en la eliminación de las violencias

  • Colombia requiere fortalecer el enfoque de género en la eliminación de las violencias ejercidas contra los niños, las niñas y los adolescentes.

La hora del ciudadano

  • Llegó la hora del ciudadano en la protección de los niños, las niñas y los adolescentes. El ciudadano debe manifestar su voz de protesta contra el maltrato infantil y las violencias ejercidas contra la niñez. Así mismo debe brindar buen trato, prevenir el maltrato y generar relaciones sanas que lleven al bienestar de los niños, las niñas, los adolescentes y sus familias. En este sentido, el aporte de periodistas y medios de comunicación es invaluable.

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *