Inicio

Homenaje a Jaime Posada Díaz, co fundador del CPB

El Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) fue partícipe de primer nivel durante el homenaje nacional que la Academia Colombiana de la Lengua, otras instituciones y universidades, le ofrecieron a  Jaime Posada Díaz, co fundador del Círculo de Periodistas de Bogotá en febrero de 1945.

Don Jaime Posada Díaz fue ministro de Educación, embajador y diplomático, periodista y editorialista  de El Tiempo, fundador de la Universidad América y de la Asociación Colombiana de Universidades, director del Instituto de Cultura Hispánica de Colombia, promotor de numerosas realidades culturales y educativas. Su más reciente aporte al país lo da desde hace 25 años, como director de la Academia Colombiana de la Lengua (1871).

El homenaje, organizado por los académicos Antonio Cacua Prada, Carlos Rodado Noriega y  Eduardo Durán Gómez contó, entre otros destacados colombianos, con la presencia del ex presidente Belisario Betancur. El CPB, en cabeza de su presidente Gloria Vallejo,  entregó a Don Jaime Posada, oriundo de Socorro (Santander 1924) un pergamino expresándole su admiración y gratitud.

Doble motivo de reconocimiento, habida cuenta del papel protagónico de su hijo, Roberto Posada García-Peña (q.e.p.d.) como ex  presidente del CPB.

La apertura de la ceremonia la hizo la contralto Bibiana Patiño, quien interpretó el Himno Nacional de Colombia y, posteriormente,  otras piezas de nuestra tradición nacional que han hecho parte de la vida de Don Jaime Posada Díaz.

El académico de la Lengua Antonio Cacua Prada narró de manera amena y anecdótica los principales momentos en casi 95 años de vida del homenajeado. Su quehacer estudiantil, su romance con doña Luz Mary García-Peña, su transcurrir en el periodismo, la academia y las letras, el ser humano en general.

La cita en la sede de la Academia Colombiana de la Lengua culminó con varias interpretaciones de la tuna de la Universidad América.

El CPB invita a sus socios y seguidores a leer las páginas escritas por Antonio Cacua Prada sobre Don Jaime Posada Díaz y a oír una de las evocadoras interpretaciones de la contralto Bibiana Patiño.

 

JAIME POSADA, EL MEJOR DE LOS

AMIGOS: ALBERTO LLERAS

 

Por Antonio Cacua Prada

*Honorario de la Academia Colombiana de Historia y Numerario de la Lengua.

Un homenaje nacional le será rendido el martes 9 de Octubre de 2018, a la vida y obra de don Jaime Posada, por sus numerosos amigos, para celebrar sus 25 años en la Dirección de la Academia Colombiana de la Lengua, y los 95 diciembres que cumplirá en dos meses, del año en curso.

Presentamos un breve resumen de la multifacética hoja de vida de tan eximio colombiano.

En el “Pueblito viejo”, de la ciudad comunera de  El Socorro, en el  Departamento de Santander, en plenos aguinaldos, el  jueves 18 de Diciembre de 1924, día de Nuestra Señora de la Esperanza, llegó, a la casa de don  Francisco Posada Zarate, un bebecito, al cual bautizaron con el nombre de Jaimito.

ESTUDIOS

Cuando el niño alcanzó la edad escolar sus  padres se trasladaron a Bogotá y lo matricularon en el  Instituto Francisco José de Caldas.  Luego pasó al Externado Nacional Camilo Torres, bajo la rectoría del filólogo  José María Restrepo Millán, donde obtuvo su diploma de bachiller, en 1943. Allí se estrenó como periodista. Publicó en 1941 un periodiquito titulado: “Ideario”. Al año siguiente lo cambió por “Polémica”. En 1943 participó en un concurso internacional sobre “El Panamericanismo”, y logró el primer puesto.

Ingresó a la  Universidad Nacional, en 1944 donde curso dos años de Derecho.

En 1946 se trasladó al  Colegio Mayor del Rosario, donde lo acogió Monseñor José Vicente Castro Silva y se graduó en  Jurisprudencia, en 1950.

EN LA POLITICA

En los últimos años del bachillerato y primeros de universidad incursionó en  política, como orador en plaza pública, dirigiendo páginas estudiantiles en diarios, radioperiodicos, semanarios, y organizando comandos liberales juveniles, todo en gran éxito.

De aquí partió su posterior elección al Concejo de Bogotá, a la Asamblea de Cundinamarca, a la Cámara de Representantes y al Senado de la Republica, por varios periódicos y a los cuerpos directivos de su partido.

Su noviciado como servidor público lo realizó en el  Ministerio de Educación, como Secretario del maestro y Ministro. Germán Arciniegas, en el primer gobierno del Presidente Alberto Lleras, en 1945 y 46.

Por esos años su actividad fue múltiple: Dirigió la “Revista de América”. Dictó la catedra de Historia de Colombia en el Instituto Técnico Central de Bogotá. Presidió el Congreso de intelectuales jóvenes de Colombia. Ingresó al diario “El Tiempo”, donde desempeñó diferentes responsabilidades. El Presidente Eduardo Santos lo designó su Secretario Privado y le entregó la dirección del “Suplemento Literario”, semanal, del periódico. El joven Posada le restituyó su nombre original: “LECTURAS DOMINICALES”.

MARCHA NUPCIAL

Sus destacadas cualidades personales, su don de gentes, disciplina, buenas maneras, capacidad intelectual, le abrieron todas las puertas de la amistad. El muy admirado director de “El Tiempo”, su paisano don Roberto García Peña, a quien sus redactores lo consideraban un papá, se convirtió para el diligente socorrano en algo más: su incomparable suegro.

El sábado 30 de Enero de 1954, a las 11 de la mañana, en la Capilla del “Colegio Nuevo Gimnasio”, fundado por doña Celia Duque Jaramillo, una de sus alumnas, la señorita Mariluz García Peña Archila y el rosarista Jaime Posada, recibieron el sacramento del matrimonio.

Los bendigo Monseñor José Vicente Castro Silva, frente a sus padrinos, el señor expresidente Eduardo Santos Montejo y Lorencita Villegas de Santos. Concluida la ceremonia religiosa, a los acordes de la marcha nupcial, partieron para la elegante recepción que les ofrecieron sus padrinos en su distinguido domicilio en Chapinero.

Siete vástagos alborozaron el nuevo hogar: Roberto (+) Marcela, Luis Jaime, Juan Carlos(+), Vicente, Mario, y María Virginia Posada García Peña.

LA UNIVERSIDAD DE AMÉRICA

Ocurrido el cierre de “El Tiempo”, por el gobierno militar el 4 de Agosto de 1955, Jaime dirigió y enseñó en el Instituto Popular de Cultura de Bogotá y ocupó la Dirección y la catedra en el Departamento de Extensión Cultural de la Universidad, en Bogotá.

Al circular el diario “Intermedio”, sucesor temporal de “El Tiempo”, el 21 de Febrero de 1956, Jaime actuó como comentarista y editor del “Suplemento Literario de Intermedio”.

Entre tanto organizó y fundó el sábado 20 de Octubre de 1956 la “Universidad de América”, con la rectoría honoraria del maestro Baldomero Sanín Caño.

Esta ha sido una de sus tareas primordiales. De entonces a hoy ha graduado 20. 179 profesionales universitarios en arquitectura, economía, ingeniería industrial, ingenieros mecánicos, de petróleos y químicos. Más los posgrados, especializaciones y maestrías. Además del campus universitario y el edificio de posgrados ha rescatado, adquirido y restaurado numerosos edificaciones en el barrio de la Candelaria, convertidas en Museos, dignas del patrimonio Histórico Nacional.

Hace parte de este anhelo educativo las decenas de libros de su autoría, los publicados en la famosa colección “Ediciones Universidad de América”, las revistas, periódicos, folletos y “La Bagatela”, órgano oficial de la Universidad de América.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y DIPLOMACIA

El señor Presidente Alberto Lleras Camargo, en su mandato del Frente Nacional, designó Embajador en la Argentina al Senador Jaime Posada, pero la víspera de viajar a Buenos Aires le ofreció el Ministerio de Educación. El 1º de Septiembre de 1961, se posesionó.

Su gestión en esta cartera es de admirar por todos los programas que desarrolló: Fundó colegios, universidades, la Asociación Colombiana de Universidades, el Fondo universitario nacional, la Librería y Droguería universitaria, el Banco Educativo de Construcciones Escolares, las residencias estudiantiles femeninas y presidió numerosas entidades educativas.

Sus realizaciones lo llevaron a la Unesco, a la OEA, a la Alianza para el Progreso, a la ONU en calidad de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario.

En 1979, el Presidente Julio Cesar Turbay Ayala, lo nombró Embajador en Austria. Allí multiplicó su acción diplomática con entidades internacionales.

De regreso al país, dirigió destacadas organismos como Procultura, el Instituto de Cultura Hispánico, desempeñó la Gobernación de Cundinamarca, y lo designaron integrante de varios Consejos Directivos de Institutos y Universidades.

LAS ACADEMIAS

Así mismo las Academias lo acogieron como su miembro correspondiente, de Número y Honorario.

El 12 de Julio de 1993 la Academia Colombiana de la Lengua lo eligió por unanimidad como su Director y lo reeligió hasta la fecha, sumando 25 años al frente de tan importante posición, donde ha cumplido una plausible y significativa misión. Por 20 años presidió el Colegio Máximo de las Academia Colombianas.

Esta la incomparable labor patriótica de servicio a Colombia, cumplida por don Jaime Posada, qué ahora le celebramos en forma sencilla y jubilosa, al exaltarlo como escritor, periodista, político, educador, parlamentario, embajador, ministro de educación, gobernador, diplomático, rector universitario, fundador de la Universidad de América y conservacionista del patrimonio histórico nacional.

No se equivocó el Presidente Alberto Lleras Camargo cuando el lunes 23 de Mayo de 1988, le escribió: “Mi querido Jaime, estoy seguro de que yo se bien y tal vez más que muchos otros, lo que vales…Buen gobernante, buen escritor, buen educador, buen académico, y seguirás siendo el mejor de los amigos”.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *