Encuentros en el CPB Inicio

Taiwán, oportunidad comercial para Colombia.

Los delegados comerciales de Taiwán,  Chih –Cheng (José) Han y Domingo Cha  fueron recibidos  por la presidente del CPB, Gloria Vallejo, y por  el secretario general, Claudio Ochoa.  El señor Han manifestó su interés por dar a conocer su país a los periodistas, medios de comunicación y gremios del sector, desde el ámbito cultural, social y económico, siendo el décimo socio comercial en EE.UU, con ventas superiores a US$ 84.000 millones.

A continuación una síntesis  de lo que significó esta visita.

La Isla quiere elevar compras colombianas

Por Claudio Ochoa

Desde 1980 la relación de Colombia con Taiwán está marcada por lo comercial, tecnológico, cultural y deportivo, áreas en las que se han dado hechos de cooperación bilateral.

Taiwán tiene 36.000 kilómetros cuadrados (más o menos como nuestro departamento de Nariño) y casi 24 millones de habitantes. Las cifras comerciales de la Isla son de alto grado: el año pasado exportó bienes y servicios por más de US $ 300 mil millones de dólares y sus importaciones llegaron  a unos  250 mil millones de dólares, consiguiendo un superávit comercial de unos 50 mil millones de dólares.  Comenzando el año sus reservas en divisas llegaban a los 460 mil millones de dólares.

 Taiwán es el séptimo socio comercial de China y el año pasado los intercambios bilaterales llegaron a los 208 mil millones de dólares. Hoy  casi 2 millones de isleños, entre empresarios y estudiantes taiwaneses,  permanecen en el Continente chino.

Colombia puede tener un lugar protagónico, señala el representante Han, y las condiciones están dadas para actuar, son inmensas las posibilidades. Taiwán posee  una poderosa red comercial alrededor del mundo, mediante las  Oficinas Comerciales de Taipei, desde Estados Unidos, Dinamarca y Alemania, pasando por países cercanos, como México, Brasil, Argentina,  Chile y Perú. A su turno, estos países tienen sendas representaciones de negocios en Taipei. Misiones comerciales vienen, misiones comerciales van.  Han nos da un ejemplo bien ilustrativo: su país es el décimo socio comercial de EE.UU  y en 2016 los intercambios bilaterales llegaron a $  84.700 millones de dólares.

 En concepto de Han, el mercado doméstico colombiano es suficientemente grande como para acoger a inversionistas y empresarios taiwaneses. Aprecian la estabilidad económica y política en el país, aunque sus paisanos quisieran unas mejores carreteras, que ayudaran a disminuir costos para el transporte de sus productos desde el Pacífico. Colombia produce  muchos bienes de interés para los taiwaneses, como petróleo, acero, confecciones, carbón, café, suero vacuno, frutas tropicales,  minerales varios, etc. Ellos están en la tarea de identificar y promover lo nuestro. Es cuestión de ayudarlos, facilitarles la tarea,  para que inviertan acá y compren lo nuestro;  y ayudarnos, promoviendo lo colombiano  en su territorio, sugiere Han.

 El representante taiwanés estudió comercio exterior en su país y fue el segundo a bordo del Departamento de Latinoamérica y Caribe, en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán. Anteriormente ha ejercido en las embajadas de su país en Honduras, República Dominicana, Costa Rica y Panamá. Está familiarizado con nuestra región.

 Cerca de 3 misiones comerciales taiwanesas visitan cada año a Colombia, y  los taiwaneses esperan una reciprocidad, plantea José Han. En alguna oportunidad el país tuvo presencia en Taipei  a través del Consulado de Colombia en Hong Kong, luego hubo una breve oficina de Proexport, cerrada en 2002. Qué bueno sería renovar la representación, a través de ProColombia, es fundamental para que en Taipei conozcan lo nacional, incluyendo los destinos turísticos, estima el funcionario. Hay una buena razón: según el FMI, su PIB, a valores de paridad del poder adquisitivo per cápita  es de 52.304 dólares de EE.UU., el número 19 en el mundo.

  LLEGAN BUENAS NUEVAS

 La Isla está en permanente ánimo. José Han  presenta buenas nuevas: Su naviera Evergreen, una  de las grandes en el mundo, tiene entre sus planes cercanos abrir oficina en Bogotá, para atender a la región. En materia de salud hay dos empresas taiwanesas interesadas en establecerse acá: Una de respiradores artificiales y otra de camas hospitalarias, y   están buscando socio local. SYM, fabricante de motos, es un próspero emplazamiento industrial taiwanés en Itagüí, Antioquia.

 Las ventas taiwanesas al país pasan de los US $ 400 millones, y las  colombianas a Taiwán no alcanzan a los 90 millones de dólares, por lo cual existe gran potencial por cubrir.

 CITA DE LA ALIANZA PACÍFICA, UNA OPORTUNIDAD

 En diciembre del 2013, la Alianza del Pacífico realizó un seminario en Taiwán. En Taipei estuvieron delegados de ProChile, ProMéxico, PromPerú (países con buena representación en Taipei) y ProColombia.  El propósito: estimular el comercio. Conviene repetir eventos de este tipo, propone Han. Colombia estudia la forma de reubicar la representación comercial en Taipei.  Siendo    Taiwán el importador número 18 en el mundo, suena razonable recuperar tan importante socio comercial.

 La distancia geográfica no es obstáculo para un comercio activo. Han pone como ejemplo a Chile, cuya distancia geográfica supera los 18 mil kilómetros, siendo su comercio con Taiwán de  1.600 millones de dólares; con Perú la distancia es de 17.600 kilómetros, y el comercio llega a  560 millones de dólares; casi 13 mil kilómetros es su distancia con México y los une un comercio bilateral que supera los 2.900 millones de dólares. Con Colombia la relación comercial es menor, de 490 millones de dólares, de los cuales más de 310 millones de dólares son deficitarios para nuestro país.

 Recientemente el Foro Económico Mundial destacó la competitividad de Taiwán, la número 13 (entre 140 analizados)  en el mundo. El buen comercio une a los países y Han está seguro de que Colombia, al dar un nuevo paso,  estará posibilitando también mejores días en intercambios tecnológicos, culturales y deportivos. Esto incluye aprender de la competitividad taiwanesa.

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *